Para los devotos del pulpo sólo hay un sitio en Asturias donde se sirve el auténtico pulpo a feira. En su punto justo de cocción, perfectamente aliñado y listo para comer -como manda la tradición, con palillos-, en las pulperías A Feira se puede degustar este manjar como si estuvieras en la misma Galicia.

El secreto de su éxito está en la calidad de las materias primas que emplean y el tratamiento que dispensan para conseguir la textura adecuada y el sabor intenso. Una receta que obedece al saber hacer en los fogones, fruto de la tradición heredada de las pulpeiras de Arcos, una pequeña parroquia de O Carballiño (Orense), de donde proceden sus propietarios.

Con un producto inmejorable, el pulpo de tamaño de entre 3 y 4 kilos que surten a la casa proveedores seleccionados, y los mejores pulpeiros, -liderados por Paco Gómez, considerado uno de los mejores de España-, sentarse a la mesa de uno de sus locales es disfrutar del sabor a Galicia con los cinco sentidos. En sus restaurantes el pulpo se está cocinando en todo momento, para que el comensal lo consuma en su punto y con su jugo.

El plato estrella de la casa se complementa con las sugerentes propuestas de una carta 100 por cien gallega: lacón, raxo, ternera gallega, rechada gallega, pimientos del padrón, quesos D.O. de Galicia, marisco…con guiños a otros productos asturianos que comparten una excelente relación calidad precio.

Tradición pulpeira

Pertenecientes a la cuarta generación de una familia de pulpeiras/os, bien podría decirse que los propietarios de la cadena A Feira llevan el pulpo en el ADN. Dedicados a hacer ferias tanto en Galicia como fuera de ella, esta familia hostelera abrió su primer restaurante en Combarro, Pontevedra, en el año 2013.

Tras su éxito, el negocio fue creciendo, y desde sus pulperías en Ourense el grupo hostelero A Feira ha trasladado a Asturias una oferta de productos de máxima calidad y un servicio esmerado para disfrute de la mejor cocina gallega tradicional.

Los amantes de la cocina gallega encuentran en sus seis establecimientos repartidos por Asturias –Oviedo, Gijón, Avilés, Overo y Llorea Golf- un espacio donde todo transmite sabor a Galicia, desde su comida a la decoración. Un equipo humano de más cien personas se encarga a diario de ofrecer un servicio cercano, pero profesional para que cada visita se convierta en una experiencia única y diferente.